MASA: Arte en movimiento.

Compartir

gifmasa2

Una mañana lluviosa de la semana pasada tomamos un taxi para visitar en su casa a Daniela Rivero, fundadora del colectivo MASA.

En su espacio, mezcla de galería de arte y museo de entrañables objetos ochenteros, amenizado por los intensos meneos de cola de su perrita Flinka y al calor de un delicioso pozole hecho en casa, platicamos largo rato.

Esto fue lo que nos contó…

DM1

¿Qué es y qué significa MASA?
_Es un colectivo de artistas, la mayoría ex-alumnos de la Facultad de Artes Plásticas con los que coincidí en mi paso por la Universidad Veracruzana.

MASA es una especie de galería de arte y tienda de artículos para artistas, pero que se expone en un mercado.

Para nosotros como artistas/productores, el acceder a mercados donde vender lo que hacemos es muy motivante, pues en Xalapa no es fácil comercializar la obra artística y hay mucha producción.

MASA responde a esta necesidad específica, y para los artistas el vender lo que están haciendo los estimula a seguir produciendo y dándole movilidad a su obra, especialmente a los que todavía están en la escuela o los que recién egresaron, en lugar de mantenerla estática y guardada, como suele ocurrir.

El nombre del colectivo es una modificación de la palabra “masivo”, y no tiene nada que ver con Muchos Artistas Sociedad Anónima, como sugieren algunos rumores.

¿Quiénes y cuándo comenzaron MASA?
_El colectivo nació hace unos dos años y lo formamos Víctor Gálvez, Paulina Lara, Rodolfo Sousa y yo, aunque la alineación ha ido cambiando con el tiempo debido a la actividad de cada uno.
Algunos han salido del país para seguir estudiando, otros están trabajando en otras cosas en este momento.

¿Quienes forman parte de MASA actualmente?
_Rodrigo González (Sr. González), Rodolfo Sousa, Paulina Lara y yo.
A veces tenemos colaboraciones esporádicas como por ejemplo la de Tinta Negra, Javier Arjona, entre otros.

¿Cómo nace MASA?
_Desde que salí de la carrera tengo esta idea de que los productos sí deben tener un fin, entonces cuando los estás produciendo debes pensar dónde van a quedar, y generalmente a mi no me gusta quedarme con nada, todo lo vendo.
Pensando en esto hice el proyecto de Galerías de bolsillo, que es una maquinita que le depositas unas monedas y a cambio te da una pequeña obra de arte.
A partir de ahí se fue configurando el proyecto de MASA.
A mi en general me gustan mucho las ventas, lo que explica que me guste mucho participar en los mercados, y qué mejor que hacerlo con productos relacionados con mi carrera.

¿Tú escoges a la gente que participa en MASA?
_Sí.
Antes no era así, pero de un tiempo para acá existen más filtros. Me encargo de evaluar la viabilidad de la obra y también trato de incluir lo que voy viendo y me gusta.
Creo que MASA funciona bien porque tenemos de todo, desde cosas muy raras hasta insumos para el artista/artesano, su éxito está en la variedad de oferta.
Siempre hay algo nuevo.

¿Tiene MASA influencia en su proceso creativo? Es decir, ¿preparan obra específicamente para el colectivo, o solamente es un canal para distribuir lo que ya tienen hecho
_Es una combinación de ambas, pero sí, preparamos obra pensando en el mercado de MASA y calculando los costos de la misma para que se ajuste a este.

Algo que queremos demostrar con nuestro proyecto es que la idea de que todo el arte es caro es una mentira. Si bien existe arte caro, no es un requisito para asegurar su calidad.

Para que la gente consuma arte, debes adaptarte a las particularidades de la economía de cada sitio.
Este también es un filtro a la hora de elegir a los colaboradores, pues si sus precios son muy elevados, sabemos por experiencia que su obra no se moverá con tanta facilidad.

Por ejemplo el producto más caro que tenemos cuesta $900. De ahí para abajo.

Además tengo una carpintería y desde hace un tiempo nos dedicamos a ofrecer enmarcado de calidad a precios muy bajos, lo que también abarata el precio final de la obra.
En este tiempo he notado que siempre es más fácil vender obra enmarcada que suelta.

DM2

¿En MASA las ventas funcionan mediante consignación?
_Sí, como en una galería.
Si la obra se vende nos quedamos con un porcentaje, pero si no, la devolvemos y el artista no pierde nada.

¿Cómo fue que se animaron a participar en los mercados
_Nos invitaron, y yo tenía la venta de material para artistas. Como mucho del público de estos mercados es “artistoso” se me hizo un paso lógico ser parte de ellos.

Y a partir de esta participación, también hemos alcanzado una mayor formalidad.
De alguna manera, ustedes nos han ido forzando a aplicarnos más.

¿Han llevado a MASA a algún mercado fuera de Xalapa?
No todavía, pero justo acabamos de aplicar para participar en un mercado en San Francisco, California.

¿Qué es lo más positivo que les ha ocurrido participando en un mercado?
_Todo. Cada uno de ellos es una experiencia distinta.
Me quedo con la convivencia con la gente. Explicarles cada uno de los productos.
Conocer otros productores, saber más de lo que hacen, qué les gusta, de dónde son.

La gente que de pronto quiere algo, se va y le pide prestado a sus amigos y regresa para poder llevarse eso que tanto le gustó.
Los niños, que les llaman mucho la atención las cosas.

A mi me gusta mucho poder tener esa convivencia con la gente.

¿Y lo más  extraño?
_Bueno, en el pasado Fin de Mercadito.
Como recordarán, tenemos una colección de cuadros y grabados pornográficos y como había mucho público infantil nos pidieron que los pusiéramos un poco fuera de la vista, entonces había gente que se acercaba y nos preguntaba qué era eso que teníamos ahí guardadito.
O también con las personas que pasaban un buen rato en el stand, les preguntábamos si querían ver la parte obscura de MASA y se los enseñábamos.

Los llevaban a la trastienda, pues…
_(Risas) Exactamente.

También está el caso de las personas que se quedan un rato largo y te preguntan por los precios de cada uno de los productos para al final dar muy amablemente las gracias e irse con las manos vacías.

¿Qué es lo que más disfrutas de MASA?
_Pues vender.
El terminar un mercado y darme cuenta que le vendí por lo menos una pieza a cada uno de los otros productores es siempre una satisfacción.

Eso es verdad, casi nadie puede salir de su stand sin llevarse algo. A nosotros nos pasa cada vez.

¿Qué otros proyectos tienes además de MASA?
_El que les contaba antes, de Galerías de bolsillo, que se enfoca un poco en lo mismo: arte barato, arte juguetón, porque tienes que meter las monedas…

En general enfocarme en producir obra que se venda.

También me gusta mucho trabajar colectivamente, y personalmente estoy muy enfocada en la producción de cerámica últimamente.

¿Tu formación artística está especializada en alguna técnica específica?
_No, pertenezco a la primer generación del modelo en que terminas como artista visual, en lugar de artista plástico, entonces no tengo ninguna especialidad.

Cuando salí me enfoqué más en la cerámica, y además en Xalapa hay una gran tradición de ceramistas y mucha gente que se dedica a ella en varios talleres.
Yo soy muy de mi ciudad, que es Xalapa, a pesar de que no nací aquí sino en el Estado de México.

Viendo que haces tantas cosas, ¿cómo te ves a ti misma, más como artista, como emprendedora, como empresaria?
_A mi me gusta más pensarme como artesana. No lo soy, la verdad, pero me gustaría llegar a serlo, tener el oficio.

Eso me llama la atención mucho más que ser artista o emprendedora.
Tuve una experiencia no muy positiva con el mundo del emprendedurismo y la forma en que se manejan las cosas allí dentro.

Creo que escoger bien los círculos en los que te mueves es muy importante, y decidí seguir mi camino independientemente.

El camino de la independencia puede ser más largo y complicado, pero también te permite no perder el rumbo, la ética propia y trae más satisfacciones, ¿no crees?
_Totalmente. Por ahí está también la conexión con lo artesanal que comentábamos, que casi todos los artesanos también se encargan de vender lo que producen.

El concepto de tú producir y tú promover me gusta mucho.

Es interesante escuchar tus impresiones sobre un término que, entre el gremio artístico, muchas veces se suele usar de una forma incluso despectiva, el de artesano…
_Sí, por eso me gusta. Y aparte creo que hace falta regresar a esa parte del oficio, al menos para mi.

Me sirve mucho, por eso me gusta más la cerámica, porque me parece que es algo mucho más oficioso que cualquier otra arte.

DM3

Creo que lo que estás haciendo se enfoca en resolver lo que es el talón de Aquiles de muchas profesiones: el vender tu producto, que es algo que, aunque ahora hay más gente moviéndose, no se suele aprender en el salón de clases.
_Sí, es muy difícil, sobre todo para los que venimos de una carrera con muy pocos egresados y con un número todavía menor de ellos que se dedica a algo relacionado con lo que estudiamos.

Creo que se debe a lo mismo, a que además de producir tenemos que preocuparnos por la distribución de lo que hacemos.
Alguna vez, con Inari Reséndiz, hicimos el experimento de subirnos a los autobuses urbanos a vender arte, y nos fue bastante bien.
¡Una vez vendimos cien pesos en un sólo bus!

Pienso que debemos tener ese tipo de estrategias.

¿Estudiaste algo relacionado con este aspecto de las ventas, como complemento a tu formación artística?
_No, nada, pero mis papás son súper vendedores y nunca han sido empleados, siempre generan.
Es lo que he aprendido desde chiquita: que tu éxito no está definido por ser un asalariado o hacer tal o cual cosa con tu título.

¿Cómo ha sido la experiencia de participar en Fin de Mercadito?
_Muy buena. Como mencionaba antes, nos ha forzado a esmerarnos cada vez más.

Creo que a veces a los artistas nos cuesta un poco eso de ser ordenados, por lo menos así me ocurre a mi, entonces este espacio nos obliga a cumplir con ciertos aspectos que de entrada podemos considerar como no tan importantes, pero que con el paso del tiempo vas viendo que sí lo son, como por ejemplo el tener cierta formalidad con varios aspectos de tu marca, el esmerarte en tener bonito tu stand, etcétera.

Desde eso hasta la convivencia con otros productores, la organización, la exigencia y la selección para estar ahí. El ver esos videos tan bonitos que hacen y saber que tú participaste… eso es muy padre.

¿Cómo ha sido tu experiencia en ventas más especializadas, como por ejemplo de cerámica?
_Es otra cosa completamente: se trata más de compartir experiencias y técnicas, ver lo que otros están haciendo, pues la parte de ventas no es tan buena. Suele haber poco movimiento y casi siempre va la misma gente.

Es extraño que muy poca gente en Xalapa sepa que en la ciudad hay tanta actividad de ceramistas y una tradición.
Por ejemplo tenemos aquí al que probablemente sea el mejor ceramista de México, Gustavo Pérez.

Pero es algo positivo, pues sirve para difundir lo que se está haciendo.
Se está preparando un documental con el trabajo de por lo menos 25 ceramistas… hay muchos, y cada vez surgen más.

Si pudieras cambiar algo en la ciudad en este momento, ¿qué sería?
_Más árboles, le pondría muchos más árboles.

¿Algo que quieras compartir para terminar, antes de que se nos enfríe el pozole?
_Coincido en algo que comentábamos fuera de los micrófonos: que debemos ser más conscientes en todo y no dejarnos llevar. No dejarnos arrastrar por el capitalismo sin sentido…

Digo, a mi me gusta vender, pero el dinero no lo es todo, y siempre debes hacer lo que más te gusta. También motivar a otras personas a que hagan lo que a ellos más les gusta… creo que Fin de Mercadito es eso, porque hay muy pocos espacios para vender que reúnan estas características.

Para conocer más del trabajo de MASA, no olviden visitar su Facebook.